Diabetes

Diabetes

La diabetes se origina por el inadecuado funcionamiento del páncreas. Cuando una persona sana ingiere alimentos, estos son digeridos y procesados primeramente en el estómago y absorbidos en el intestino delgado para ser transportados por medio de la sangre a todo el organismo.Los azúcares, proteínas y grasas llegan al hígado, donde una parte es transformada en glucosa y se incorpora al torrente sanguíneo.
Mientras, el páncreas produce insulina, hormona que permite que la glucosa penetre en las células y produzca calor y energía, o sea, que en cierto modo, la insulina “abre la puerta de la célula” para que la glucosa pueda penetrar. La glucosa es muy necesaria para que el organismo tenga energía y realice todas sus actividades diarias, pero cuando se acumula demasiada en la sangre, el cerebro y otros tejidos, puede llegar a concentrase en cantidades peligrosas. Así, cuando una persona diabética consume alimentos ricos en carbohidratos o sea, azúcares y grasas, el páncreas no produce la insulina necesaria para que esta glucosa entre en las células, produciendo la acumulación y aumento de azúcar en la sangre, esto es conocido como glucemia elevada. Ante esta situación, el organismo, como no puede aprovechar la glucosa, consume y descompone las grasas y proteínas que tiene almacenadas para obtener energía, lo que produce un desequilibrio bioquímico que puede ser muy grave. Mientras tanto, los altos niveles de glucosa en la sangre, dañan todas las estructuras del organismo, aumentando el riesgo de complicaciones, como ataques al corazón, ceguera, insuficiencia renal, osteoporosis, problemas cerebro vasculares y neurológicos entre otros.


Hay constancia de clara mejora utilizando Dioxido de cloro en varios casos, especialmente si8 es combinado con el consumo de hojas de Estevia


Aqui un video interesante al respecto:

Lunares y verugas
Gripe o Influenza